Como recientemente hemos podido leer en diversos medios de comunicación, se han hallado evidencias de la relación entre la bacteria causante de la gingivitis y esta enfermedad neurodegenerativa con la que cada día estamos más familiarizados. Por eso vamos a hablaros en esta ocasión de un gesto tan sencillo como una limpieza dental.

La limpieza dental o detartraje es uno de los tratamientos más habituales en las clínicas odontológicas y consiste en la eliminación de sarro y manchas de la superficie dental, tanto la superficie visible como la superficie subgingival, la que se sitúa por debajo de la encía, donde la presencia de sarro y bacterias tienen su papel más perjudicial. Se trata de un procedimiento rápido e indoloro que se realiza normalmente con ultrasonidos, una pieza que emite vibración y desprende el sarro de la superficie del diente, también se eliminan manchas provocadas por tabaco, café, vino…

El sarro, como señalamos anteriormente, puede encontrarse debajo de la encía, pudiendo causar gingivitis o enfermedad periodontal, lo cual propicia la retracción de la encía y la consiguiente pérdida de hueso y de inserción de la raíz del diente, dando lugar a problemas como sensibilidad o movilidad dental, pudiendo llegar a perder piezas dentarias por esta causa. Además de la relación reciente con una enfermedad como el Alzheimer, no es tan novedosa su relación con otros problemas crónicos como los cardiovasculares o la diabetes, donde está demostrado que un buen estado de las encías ayuda a mantener los niveles de glucosa en sangre en valores adecuados.

Lo normal es necesitar una o dos limpiezas dentales al año y siempre de la mano de un profesional, es la única manera efectiva de eliminar el sarro y es también la manera más frecuente de detectar otros problemas de salud dental tales como lesiones en mucosas, caries, etc.  Además se debe combinar con una correcta técnica de higiene en casa, que siempre incluye el uso de cepillo y seda dental.

Los 5 beneficios que obtendréis de un gesto tan simple:

1  Estética.

2  Prevención del sangrado de encías.

3  Prevención del  Alzheimer.

4  Mantenimiento de una buena salud general.

5  Detección precoz de otros problemas de salud dental.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar